Entorno y Actividades

Visita a los Peirones de Romanos

Romanos conserva un crucero y dos peirones: Virgen del Pilar y San Antonio.

Peirón de la Virgen del Pilar

Situado en el viejo camino Real de Daroca es también conocido como “el pilar de la Venta”. Lo podemos encontrar ante las ruinas de la afamada venta del Pilar, cuyo ventero parece ser el constructor de este peirón que se mantiene en píe con más suerte que sus vecinos el aljibe y la venta. Está construido en piedra y formado por tres cuerpos bien definidos entre sí: grada de tres escalones cuadrados, el último de ellos hace de basa; tronco prismático de sección cuadrada sin ornamentación; y edículo entre dos cornisas con capilla de la que desapareció la imagen, el cimacio es un curioso monolito de dos cuerpos piramidales superpuestos sin cruz.

Peirón de San Antonio de Padua

Situado a unos quinientos metros de la villa, en el camino de Badules y muy cerca de la ermita de Nuestra Señora de los Remedios. Es un esbelto pilar prismático de sección cuadrada, del que únicamente destaca
la grada de doble escalón de piedra y el cimacio de ladrillo escalonado; la basa la forma uno de los escalones de la grada y el edículo y el tronco forman un mismo cuerpo, en el superior se abre una pequeña hornacina cuadrada donde se conserva la imagen del santo portugués. Se corona el conjunto con una pequeña cruz de hierro.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies